Gato Azul Ruso

Origen e historia

Se dice que los primeros gatos azules rusos son originarios del puerto Báltico de Arcángel, cerca del Círculo de Ártico y que fueron llevados como bienes de comercio por marineros mercantiles en comercio de barcos con Inglaterra en el siglo XIX. El gato ruso real con su abrigo elegante, ojos verdes brillantes y manera imponente fue durante mucho tiempo asociado con realeza y fue deseado por los zares y la aristocracia. En Rusia, se considera que da suerte, y era común ofrecer imágenes de este gato a las novias. Los primeros azules rusos fueron exhibidos en Occidente en la exposición del Crystal Palace en 1871.

Características y colores

Cabeza cuneiforme con cráneo aplanado y ancho al nivel de los ojos. Nariz de longitud mediana y barbilla horizontal. Orejas anchas con poco pelo. Ojos separados, verdes y redondeados en los EE.UU., pero almendrados en Inglaterra. Cuerpo de hueso fino, largo y musculoso, con piernas largas y ligeras y patas pequeñas. Cola larga y afilada.

Colores:

Sólo azul; los pelos de guardia tienen las puntas plateadas, que dan al gato un brillo plateado y liso. Los tonos azules más claros son los preferidos en los Estados Unidos, y los tonos intermedios son los preferidos de los ingleses. La punta de la nariz es gris – pizarra, las almohadillas plantares son de color lavanda o color malva, los ojos son verde fuerte.

Temperamento

Se trata de uno de los gatos más dóciles y menos destructores de todos, un compañero ideal en el hogar, se da bien con todos en la casa, sean ellos las personas u otros animales (incluye perros), desde que sea tratado con el respeto que se merece. Es cauteloso, también sensible a cambios en el ambiente y muy reservado en lo que se refiere a extraños.