Gato Persa

Es una de las razas de gato más populares en el mundo, también, conocido como gato aristocrático, es sin duda una de los gatos favoritos de todos, por su llamativo aspecto y su carismático comportamiento.

Adentrándonos en la historia, realmente no esta bien claro o dilucidado, desde cuándo se conocen los gatos de pelaje largo; ya para el siglo XIX, se nombraban los gatos de pelo largo y aparecían en dibujos; se conoce que los primeros gatos persas fueron documentados como tal, en el año 1620 en Italia, posteriormente Turquía, Francia, Gran Bretaña y Europa.


A pesar que no se conoce realmente su antepasado, se puede asegurar que actualmente es una de las razas de gatos más comunes y populares.

Conozcamos mejor al gato persa

El persa en un gato sumamente llamativo, de tamaño mediano a grande, con una cabeza redondeada y cara (rostro) chato, de mirada fuerte pero dulce con ojos grandes; un cuerpo robusto, cubierto de un gran y abundante pelaje, largo y esponjoso pero suave, desde la cabeza hasta la cola. El color de su pelaje, es muy variado (unicolor, bicolor o multicolor); es una característica principal para diferenciar machos y hembras, comúnmente los machos son de dos colores y las hembras pueden ser multicolor. Es un gato de aspecto señorial y elegante.

Actualmente se conocen aproximadamente 100 variedades de esta raza, que se dividen en cuatro grandes grupos, dependiendo de su tono de pelaje:

  • Monocromos: Son aquellos persas, que tienen todo el cuerpo de un mismo color. Estos colores pueden ser sólidos o matizado, mientras mantenga un solo color.
  • Grupo del Gen I: El gen I, los hace característicos de un pelaje despigmentado, en algunas zonas del cuerpo.
  • Grupo del gen C: El gen C, (proviene de los gatos siameses), y les proporciona a los gatos persa una densidad de color más fuerte en las extremidades, nariz, orejas y cola.
  • Grupo del gen A: En este grupo, se hacen visibles las marcas y características salvajes del felino. Este gen puede combinarse también con gatos pertenecientes a los tres grupos anteriores.

El pelaje del gato persa

Su gran melena, por así decirlo, es su característica mas llamativa, es liso y esponjoso, se podría decir que acariciable; esta característica hay que mantenerla, como dueños de un persa, debemos cepillarlos cada dos o tres días y bañarlos (si los gatos se bañan), regularmente para mantener aseado su pelaje. Tienden a mudar por temporadas por lo cual hay que mantener un excelente cuidado de su pelaje.

Esta raza en particular, hace alarde de un pelo largo y abundante, que amerita mucho cuidado y mantenimiento, como ya mencione debemos peinarlos y cepillarlos, para lo que es recomendable el uso de un cepillo de plástico o de cerdas metálicas redondas, que no lastimen ni la piel ni el pelaje, para liberar el pelo de posibles nudos, pelo suelto y sucio.

Desde minino, nuestro gatito debe saber que este será su momento de relajación y mimos; para mantener su estampa imponente.

Con respecto al baño, veterinarios recomiendan, bañarlo cada dos o tres meses, con productos que no irrite su piel.

Ojos, oreja y garras: El cuidado

Los gatos persas suelen mantener un lagrimeo constante en los ojos, abundante y a veces, molesto, motivo por el cual a diario debemos mantener limpios sus ojos, es muy fácil, con un algodón o toallita suave humedecida con agua, pasaremos suavemente por sus lagrimales, para retirar el exceso de secreciones o acumulación que pueda tener, luego secaremos de la misma manera.

Es importante realizar rutinariamente, si es posible como dije a diario, porque si no limpiamos los ojos de nuestro gato persa, la secreción se acumulara y podrá formar una costra, dejando luego la piel la zona muy irritada y pudiendo causar daño a nuestra mascota.

Sus orejas a pesar de ser algo pequeñas, ameritan cuidados de igual manera, ya que, producen moderada cantidad de cerumen, por lo que se aconseja realizarle aseo semanal, para evitar la acumulación de cerumen y la presencia de ácaros, infecciones y otros daños. Con un paño húmedo, podremos limpiar todo el pabellón con delicadeza y con un algodón o aplicador limpiaremos los surcos de la oreja, jamás debemos introducir nada en el canal auditivo.

Las uñas de nuestro persa, debemos recortarlas cada dos semanas según lo recomendado.

Carácter: Gatos falderos

Estos gatos, son muy dóciles y tranquilos; son gatos falderos, familiares, excelentes con los niños. Son llamados “tigres de sofá”, ya que les gusta mucho dormir, relajarse. Es un gato algo presumido, como si conociera su belleza, es apacible y le encanta que lo mimen y cuiden.

Aunque son de naturaleza tranquila, no escapan de su instinto felino y su ansia de curiosidad.

Crianza

Su crianza es un poco difícil, si tenemos una gata que esta en estado, hay que tener en cuenta que su periodo de gestación es de aproximadamente sesenta y cuatro días, la camada es de pocos gatitos, por lo general dos o tres. Los gatitos suelen y pueden separarse alrededor de los tres meses de la madre, cuando ya su cuidado puede venir de parte de nosotros como dueños.

Enfermedades más comunes

Tricobezoares

Como su característica distintiva es el pelaje, consigo trae diversos problemas como son los Tricobezoares, los cuales son bolas de pelo que se forman en el estómago y el tracto digestivo, y que en ocasiones puede acumularse y causar obstrucción. La clave de la prevención esta en el cuidado y mantenimiento del pelaje.

Riñón poliquístico

Esta raza es muy propensa a padecer alteraciones renales, caracterizadas por el desarrollo de quistes renales, muchas veces su factor común es la herencia, en esta patología. Como prevenirlo, pues, realizando en lo posible controles ecográficos anuales.

Alteraciones respiratorias

Por su llamativo rostro, achatado, de nariz plana y ojos grandes, suelen ser llamativos, pero estas características pueden tener efectos poco agradables para la salud de nuestro persa.

Son más sensibles a las altas temperaturas (frío o calor) y humedad, pueden oxigenar menos eficiente su sangre y que se les dificulte respirar.

Afecciones cardíacas

Consecuencia casi directa, de los problemas respiratorios y a la obesidad que por su contextura pueden sufrir. Siendo la más frecuente, la cardiomiopatía hipertrófica, por el desarrollo anormal excesivo de la cámara izquierda del corazón; siendo más frecuente en los gatos machos.

Afecciones oculares

Sus característicos ojos grandes y redondeados, de mirada tierna, también pueden traer problemas de salud, entre los cuales se pueden mencionar:

 

  • Epifora congénita: No es más que el lagrimeo excesivo del conducto lacrimal, lo que conlleva a aparición de hongos y acumulación de bacterias en la zona, así mismo formación de costras y daño del pelaje. Puede ser hereditaria.
  • Anquilobléfaron congénita: Es una patología caracterizada por la unión del parpado superior e inferior por medio de una membrana; suele operarse.
  • Entropión: Ocurre cuando las pestañas de nuestro gato, rozan e irritan la córnea como resultado de la inversión del margen del párpado, provocando un lagrimeo constante, con molestias y ardor ocular, vascularización de la cornea y posible aparición de ulceras. Debe tratarse quirúrgicamente.

 

  • Glaucoma primario: La presión sanguínea del ojo, se eleva pudiendo causar dificultad de la visión, hasta ceguera. Debe tratarse mediante cirugía.

La alimentación

Como esta raza especialmente, como ya lo he mencionado, tiene un estilo de vida, un poco sedentario, tiende a aumentar de peso y sufrir de obesidad; por lo que debemos considerar y prestar más atención a su alimentación para ayudarlo a reducir todos los riesgos que pueda tener y contribuir a su buena salud.

Debemos ayudarlo no solo con alimentos adecuados, si no fomentarle una rutina de ejercicios para que se mantenga activo.

Primero, ofrecerle su comida en horarios fijos, ser rutinarios, comidas balanceadas especiales para gatos. Nada de comidas de sobras. Podemos acudir a una veterinaria donde nos recomienden el mejor alimento y hasta nos indiquen que alimentos podemos prepararle en casa que sea sano y adaptado a sus necesidades.

A mimar a nuestro persa

Como ya mencioné, los cuidados de nuestro persa son sumamente importantes para mantener su belleza y sobre todo su salud, a pesar que puedan requerir tiempo y dedicación, nuestros mininos lo merecen.

Esta raza es una de las mejores, son listos, silenciosos, tranquilos, ideales para casa o apartamento y excelentes mascotas.

Debemos mimarlos, consentirlos y tratarlos con cariño y también educarlos; para educar y cuidar apropiadamente a nuestro gatito, nos resulta aconsejable tener y adquirir determinados artículos esenciales antes de su llegada al hogar.

Necesitaremos como mínimo y un cajón sanitario o cajón de arena para gatos, que sea algo grande, para que se adapte a el cuando crezca, así se adaptara a hacer sus necesidades en un mismo sitio; otro elemento esencial contar con tablillas o objetos para que juegue y arañe; otra cosa esencial para nuestro minino, es un portagatos en caso de salir de viaje o de visita.

Y lo que yo creo más importante es un buen cepillo para su peinado y mantenimiento.

Estos son solo algunas de cosas que para mi son indispensables, para el cuidado de nuestro bello y formal persa.